Trabajar y estudiar en casa, en improvisados escritorios, hizo que la población padeciera dolores que, de no corregirse, pueden convertirse en dolor permanente e incapacitante.

Las consultas más comunes por dolor son:

  • Codo
  • Antebrazo
  • Muñeca
  • hombro
  • Espalda
  • Cuello
  • Rodillas

¿Cómo evitarlos?

  1. Es necesario que la silla tenga buena espuma y espaldar. Al sentarse, los pies deben quedar apoyados en el piso con flexión de rodilla de 90 grados. Nunca dejes los pies colgando; de no alcanzar el piso, pon un realce el cual puede ser una caja, unos libros, etc. No es recomendable cruzar las piernas.
  2. La pantalla del dispositivo debe estar al nivel de tus ojos. Si tienes portátil elévalo a la altura de tu cabeza y consigue un teclado y mouse que se conecten por bluetooth. Si no lo haces  sacrificarás los músculos del cuello produciendo exceso de trabajo y tensión, que con los días se convierte en dolor.
  3. Debes evitar el brillo en el lugar. La luz no debe sobrepasar el nivel de tu cabeza ya sea que provenga de una ventana o un bombillo; en lo posible usa lámparas de mesa puestas a un nivel que no sobrepase tu cabeza. Al tener brillo los ojos se esfuerzan para enfocar provocando activación en los músculos de cuello y hombros.
  4. Los antebrazos deben quedar apoyados y a la altura de los codos, de tal forma que solo con doblarlos a 90 grados alcances el teclado. De lo contrario pueden presentarse dos problemas:
  • Al pasar de los minutos, los hombros se elevan generando tensión en espalda alta y cuello.
  • Dolor en antebrazo, muñeca y mano.

  1. El dolor en rodillas se da por el mal apoyo de los pies, por cruzar las piernas o sentarte sobre algún pie.

Si presentas dolor lumbar que se exacerba después de un tiempo sentado, debes observar si están alineadas cadera, rodilla y pies. Si el dolor que tienes es por contractura, estrés, espasmo lumbar, se recomienda que estires esa zona.

Si presentas patologías como síndrome del túnel carpiano, epicondilitis, cervicalgia, rectificación lumbar o hiperlordosis, es necesario que tomes más medidas para evitar que resulte incapacitante. En la rectificación lumbar, por ejemplo, la silla debe tener cojín lumbar o contar con la curvatura de esta zona.

 En hiperlordosis, isquialgia o hernia en L4 o L5   el   espaldar de la silla debe tener una inclinación (hacia atrás) entre 110 a 130 grados.

En el dolor que produce el síndrome del túnel carpiano aún no hay estudios que evidencien que se presente por el mouse o por movimientos repetitivos de esa zona, sin embargo estas actividades sí generan un sobreesfuerzo muscular que inflama la zona y produce dolor que impide un buen funcionamiento de la articulación y a su vez agrava la sintomatología del síndrome.

 Si sigues las recomendaciones de altura adecuada y apoyo de antebrazos permites que las fuerzas se distribuyan sin generar sobrecarga. Recuerda hacer pausas permitiendo al antebrazo hacer más movimientos.

Es muy importante que tengas en cuenta que debes convertir tu lugar de trabajo en un lugar ergonómico.

En lo posible trata de hacer una pausa cada hora y hacer un pequeño recorrido donde te encuentras.

El escenario ideal para evitar lesiones, es una evaluación de tu postura en el lugar de trabajo y/o estudio y, con esta información, diseñar movimientos que te permitan relajar las estructuras y preparar los músculos para la actividad. Si necesitas guía no dudes en comunicarte conmigo.