Llegó a mi whatsApp un video muy inspirador de una dama de 72 años llamada Lauren Bruzzone realizando ejercicios de fortalecimiento de levantar hasta 70 kg en entrenamiento de cross fit extremo. El video dice que su objetivo es llegar a los 90 años e ir al baño sola (https://www.facebook.com/KallpaFitnessEC/videos/2680822205521132/

Si ves el video, te garantizo que tienes que hacer mucho menos fortalecimiento para lograr ese objetivo.

El efecto natural de nuestro cuerpo con la edad, es la disminución de la fuerza y potencia muscular; esto se presenta porque hay menos células musculares y aumento de grasa. Para aminorar esta consecuencia del paso de los años se recomienda el ejercicio de fuerza, el cual mejora la masa muscular y la capacidad de contracción muscular al igual que la densidad ósea.

Esto no significa que si haces ejercicio de fuerza todos los días vas a evitar envejecer, ten en cuenta que el envejecimiento biológico también está influenciado en un 35% por factores genéticos. El 65% restante son factores multiambientales, entre ellos el ejercicio y ahí es donde yo te puedo guiar.  Es muy importante que tengas claro el objetivo, recuerda que el cerebro es atemporal, no tiene edad y por eso busca lucir el abdomen bien demarcado o se reta con desafíos que exigen un desempeño neuromuscular que sólo se tiene en la adolescencia. Si lo que quieres es llevar una vida sin dolor donde todos tus músculos te ayuden a vivir el día a día con sus desafíos y mantener buena postura sin esfuerzo al igual que ser lo suficientemente flexible ¡cuenta conmigo! También puedo guiarte si eres deportista y quieres mantener tu desempeño deportivo sin lesionarte.

El entrenamiento de fuerza requiere al menos 3 días a la semana de trabajo específico. Algo muy importante para tenerse en cuenta, es que tus músculos habiéndose mantenido quietos 1 semana pierden el 30% de su capacidad; ¡imagínate si paras un mes!, seguro que no hay mucha masa muscular.

En los deportistas lo anterior suele ser muy frustrante porque lo trabajado se pierde y hay que volver a empezar. La buena noticia para los deportistas es que las células musculares tienen memoria, así una vez que retomas el ejercicio alcanzarás en el menor tiempo la capacidad muscular vs la persona sedentaria.

Algunos deportistas suelen cometer errores en su entrenamiento, como por ejemplo:

  • Técnica deportiva inadecuada.
  • Levantamiento de cargas excesivas (que terminan en lesiones).
  • No tener claridad en el objetivo del entrenamiento.

Es fundamental entender que cada deporte desarrolla más unos músculos y debilita otros. Lo que se pretende con el trabajo de fortalecimiento, es evitar este imbalance  el cual será causante de futuras lesiones y malas posturas. Por ende toma importancia tener claridad lo que se pueda lograr con el trabajo de fuerza, teniendo en cuenta el tipo de deporte que practicas, la postura y el historial de accidentes y enfermedades.

Lo anterior se aplica en todas las personas sin importar la edad. Tu postura e historial de accidentes o enfermedades hacen que tu cuerpo sea único, es como la huella digital. Si le sumamos la vida laboral y algún deporte lo hace aún más irrepetible y es desde allí que se debe diseñar un plan de ejercicios adecuado y pertinente para ti.

No importa si eres sedentario o deportista, los cambios en las células musculares se dan con el pasar de los años y debes estar preparado para ello. Es tu responsabilidad envejecer con el mejor desempeño muscular y evitar ser una carga para los demás ¡De ti depende!