Es un nudo muscular causado por una contracción constante involuntaria.

Estos nudos, a nivel microscópico, presentan una alteración en la fibra muscular, y su presencia afecta la función de la totalidad del músculo limitando su movimiento. En la zona donde está el nudo se tensa y en los extremos se elonga. Puede presentarse como dolor espontáneo o cuando se aplica presión.  También puede dar síntomas referidos a distancia que no sólo es en otro músculo sino también en órganos.  Por ejemplo, una contractura en músculos del cuello genera la mayoría de las veces dolores de cabeza y vértigo.

La contractura puede presentarse por cualquier motivo, lentamente disminuye la capacidad del músculo limitando el movimiento de la articulación. Esto conlleva a otras zonas del cuerpo a compensar produciendo hipermovilidad y generando un problema mayor. Se evita, se controla y se supera con movimientos específicos. También con medicamentos vía oral, infiltraciones etc.